Home Jurídico
PDF Imprimir E-mail
Indice del artículo
Análisis Jurídico de la Deuda Comercial
EL ENDEUDAMIENTO DE LA DECADA DE LOS 1980
EL TOLLING AGREEMENT
EL PLAN BRADY COMO PARADIGMA DEL SISTEMA
LOS BONOS GLOBAL
LA PROCURADURÍA DEL ESTADO
LOS AUTORES INTELECTUALES DE LOS CONVENIOS
LOS ABOGADOS EXTERNOS DE ECUADOR
EL QUEBRANTAMIENTO DEL ORDEN JURÍDICO
Todas las páginas

EL QUEBRANTAMIENTO DEL ORDEN JURÍDICO

Después de examinar todos los contratos de los grandes tramos de la deuda comercial, cuyas cláusulas hemos resumido en las páginas anteriores, surge con toda evidencia la forma en que se han violado las diversas Constituciones, el Código Civil, el Código de Comercio, la Ley Orgánica de Administración Financiera y Control, la Ley de Consultoría. Cómo se han cometido delitos de acción pública como falsedad ideológica, prevaricato, incumplimiento de los deberes de funcionario público, quebrantando el orden jurídico con una total impunidad, sin que ninguno de los organismos de control establecidos en el texto constitucional haya decidido intervenir en salvaguarda del patrimonio público.

Pero esta conculcación del ordenamiento legal por parte de los funcionarios, de los legisladores, de las más altas autoridades del Poder Ejecutivo y naturalmente de los grupos financieros acreedores y de los organismos multilaterales de crédito, no se limitó a las disposiciones del derecho interno del país, sino que se infringieron los principios generales del derecho, que son fuente del derecho internacional público, e incluso la propia legislación vigente en los Estados Unidos, a cuya jurisdicción se sometieron todos los contratos de endeudamiento.

También se han desconocido los Pactos Internacionales y doctrinas jurídicas pacíficamente aceptadas como la autonomía de la voluntad, la deuda odiosa, el cobro no compulsivo de las deudas públicas; y durante la década del noventa, hasta los principios de UNIDROIT que son la buena fe, la excesiva onerosidad, fuerza mayor, dolo, error, amenaza.

No existió la menor voluntad de ejercer defensa alguna por parte de las autoridades, utilizando argumentos legales para cuestionar contratos, impugnarlos, o aún solicitar una reconsideración sobre la base del principio rebus sic stantibus del derecho romano, que reconoce el mismo fundamento que el "unnecesary hardship" del derecho anglosajón, y las normas de la Convención de Viena, en lo que podría resultar de aplicación para aquellas normas de orden público que fueron violadas al instrumentarse los convenios.

No puede dejar de señalarse que en las contrataciones analizadas, también ha quedado evidenciado el abuso de derecho, la violación del orden público, el vicio de la voluntad, el enriquecimiento ilícito la distorsión del significado del crédito público, el desconocimiento del derecho administrativo, la lesión al patrimonio público. En resumen, el desconocimiento absoluto del orden público, que es uno de los principios fundamentales del sistema de derecho de cualquier Estado soberano.


 



 
banner1
banner2_new
banner3